miércoles, 30 de diciembre de 2015

Por un año nuevo...






Si tuviera que hacer un balance del 2015, diría que ha sido un año lleno de locuras y encuentros fantásticos. Mi trayecto en el mundo literario sigue avanzado poco a poco, pese a algunos altibajos raros y experiencia menos buenas, que no me ha frenado ni lo hará jamás, no me quejó. Al contrario, me hace aprender y seguir adelante, siempre. Apasiónate con ARI es una parte fundamental en mi corazón, al igual que todos sus integrantes y compañeras de letras.  Hice amistades de esas que son para toda la vida y he conocido a personas maravillosas tanto en encuentros literarios como fuera de ellos.

Estar cerca de vosotros, los lectores, poder descubrir lo mucho que amáis mis novelas, me hace ser muy feliz y me alienta a continuar. Jamás creerías que estuve muy cerca de NO PUBLICAR, ya que aunque no lo aparente soy extremadamente tímida y retraída.  

En 2009 comencé la difícil odisea de escribir en un idioma que no es el mío, lo hice bajo el seudónimo de Crisabella y fue la mejor experiencia de mi vida. Allí tuve muchísimo apoyó y amistades que sigo conservando. Descubrí con asombro que existía la posibilidad de hacer mi sueño realidad cuando terminé de escribir Promesas rotas en aquel entonces y ahora, siete años después estoy a punto de publicar la secuela “Parte de mí”… ¡es extraordinario!

Por eso quiero dar las gracias, me llenáis de felicidad, sé que me repito pero es gracias a todos vosotros si ahora he podido llegar tan lejos, incluso que me publiquen en otros idiomas.

En este Nuevo Año rodéense de todo aquello que les haga FELIZ y despréndanse de todo aquello que les haga llorar y sacad lo que cause dolor.


AÑO NUEVO, nuevas oportunidades. Lo pasado, pasado esta. Lo bueno guardado y lo malo olvidado. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario