domingo, 28 de junio de 2015

Sin esperarte...

No hay mayor violencia que cuando llegas sin esperarte, llevo semanas con las noches agitadas esperando el gran momento de verte llegar y poder saltar de alegría. Llegabas como un ladrón y huyendo como lo que eres... Me desanimé, la desilusión fue grande porque me frustras cuando me miras con ese silencio tan perturbador. ¿Sabes la conmoción que me causas ahora que no tengo ni un minuto de los que dedicarte? Quiero poder hacerte un repaso lento y minucioso, dejarme embriagar por tu presencia y tu sonrisa. Te odio pero te amo, así, tal cual ridículo suena. Te he atado a mi cama para que no vuelvas a irte, lo siento pero tendrás que aguantar hasta termine de plasmarte... Con cariño, Chris Axcan. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario