jueves, 4 de diciembre de 2014

Hambre de ti

Me tienes sediento… Cierro los ojos y te recuerdo, nuestros cuerpos sudorosos, adheridos en un vaivén desenfrenado. Tengo hambre de ti, de tus caricias, de tu boca, de tu cuerpo. Maldito seas. Te ansió, como respirar.



No hay comentarios:

Publicar un comentario